Vero Saldaña

“Ser cada día una mejor versión de mí misma” es el mantra que me acompaña para cumplir con mi propósito de vida: vivir el bien estar.

De niña aprendí que la búsqueda de la perfección era el estímulo necesario para ser exitosa, una creencia que definía mi identidad en función de lo que hacía, siendo mi incansable compañera de viaje la exigencia y mi eterno enemigo el error.

Contándome esta historia pude alcanzar “éxitos” fugaces, que dejaron en mi camino mucha gente herida, sobajada, minimizada y vilipendiada, pues al ser esclava de la perfección desarrollé la ceguera emocional, un anestésico perfecto que me permitiría vivir “en paz”, lejos del dolor que me provocaba equivocarme. Pero qué es un anestésico, sino una pérdida de sensibilidad generalizada.

Cuando me anestesié, perdí la conexión con el mundo, y desde ese estado, mientras más me esforzaba por llegar a la cima, más bajo caía.

Hoy he logrado reconciliarme conmigo misma, y descubrí que al cambiar yo, cambiaba al mundo (y no al revés), mi propósito de vida es ser feliz, logré redefinir el significado de éxito hasta convertir a la excelencia en mi incansable compañera y al error en mi eterno aliado.

Acompáñame en este proceso de autodescubrimiento y empoderamiento. Un camino donde aprenderás distinciones que abrirán nuevas posibilidades para convertirte en lo que quieres ser.

Facebook Comments